Posts Tagged ‘nuevos materiales’

Marcapasos impulsado por el corazón

March 14, 2012

Después de investigar durante mucho tiempo con materiales capaces de generar electricidad a partir de su propia compresión (piezoelectricidad) de cara a diseñar un avión no tripulado que pudiese alimentarse de la vibración de sus alas, Amin Karami y Daniel Inman, ingenieros aeroespaciales e investigadores de la Universidad de Michigan, se encontraron con que su invetigación era más útil en el campo de los marcapasos, de cara a alimentar éstos usando simplemente la vibración del propio corazón. Si su sistema acaba funcionando, los usuarios se ahorrarían reemplazar las baterías de sus marcapasos, con todo lo que ello conlleva en coste económico y personal, operación (quirúrgica) que ha de llevarse a cabo cada 5 o 10 años.

Fuente: Inhabitat – Green Design Will Save the World

Cemento ecológico

December 16, 2011

La universidad de Stanford vuelve a descolgarse con una invención ecológica que ésta vez han basado en la formación de corales en los arrecifes. El coral absorbe minerales y CO2 para secretar carbonato cálcico, que es la base de su exoesqueleto. La propuesta del investigador Brent Constanz (Stanford) es un nuevo proceso de fabricación capaz de capturar CO2 y disolverlo en agua de mar para formar este carbonato, que podría reemplazar el tradicional cemento de construcción (la fabricación de cada tonelada de cemento supone la emisión de más de una tonelada de CO2 a la atmósfera).

Constanz ha creado la compañía spin-off Calera para llevar su invención al mercado. A día de hoy, ya tienen una planta de producción en la bahía de Monterrey (California) que aprovecha el CO2 emitido por la planta eléctrica de Moss Landing para su fabricación.

Fuente: Inhabitat

Biomateriales: ahora también con champiñones

June 24, 2011

Normalmente cuando se piensa en biomateriales, se piensa en plásticos. Caldos de bacterias criando plásticos biodegradables, o pésimas bolsas de patata. Sin embargo, estos materiales no son adecuados para el empaquetado. Ahí se utilizan materiales derivados del petroleo, y la cosa está como para pensarse el seguir utilizándolo.

La empresa EcoCradle les ha encontrado un sustituto en los hongos, que se usan a modo de cemento. El procedimiento es muy sencillo: se mezclan las esporas del hongo Micelio con algún elemento estructural (cascaras de trigo, rebabas de algodón…) y se deja una semana a oscuras. El hongo crece creando una fuerte malla sobre el material del que se alimenta. El proceso de “digestión” se detiene calentando el embalaje para eliminar todo el hongo y sus esporas. Este embalaje es no tóxico, procedente de productos de deshecho y fácilmente reciclable.

Más información:
Mushrom Packaging

Embalaje ecológico

¡Super-Supermaterial!

January 10, 2011

Los Reyes nos han traido este año el material más duro del mundo (hasta ahora). Se trata de un cristal metálico compuesto por paladio (90%), plata, germanio, silicio y fósforo, que aguanta una enorme cantidad de peso y golpes por unidad de volumen. Este material forma parte de los metales cristalinos, una variedad de metal normal con menor tendencia a agrietarse debido a una estructura molecular similar a la de los cristales. El problema, que comparten con estos, es que, una vez aparece la primera grieta, tienden a colapsarse rápidamente. El nuevo supermaterial tiene la enorme ventaja de que, en lugar de quebrarse, se deforma, con lo que evita este inconveniente. El inconveniente que no evita es el precio: 19.000€/kg, que está lejos de cualquier bolsillo. En principio se prevé emplearlo en prótesis oseas, mientras se continúa investigando en materiales más económicos para superestructuras.

Fuente: El Mundo

Ascensor al espacio

October 5, 2008

Ya lo dijo Clarke en su momento, y ahora Japón pretende hacerlo realidad. Por un precio relativamente moderado (5  billones de libras), podrían unir un satélite artificial con la Tierra mediante un ascensor espacial, cuyo coste energético calculan que sería muy inferior al de colocar el trasbordador de la NASA en órbita. Para qué emplearlo es algo que todavía no queda claro, pero ya han resuelto buena parte de los problemas de ingeniería … sobre el papel.

Aparentemente, el mayor escollo serían los cables, que deben mantener su tensión a pesar del movimiento relativo de los dos extremos. Estos deberían cubrir unos 36000 km para alcanzar un satélite estacionario. Deberían ser al mismo tiempo excepcionalmente ligeros y fuerte, por lo que se han propuesto nanotunos de carbono como material preferente, unas 180 veces más fuerte que el acero.

A pesar de las dificultades que conlleva, la comunidad científica en pleno se ha interesado en este proyecto.

Fuente: Times on-line