Detección preventiva de tsunamis

by

La actualidad de Japón estos días hace que repasemos los sistemas de detección de tsunamis que tenemos actualmente en marcha: las boyas grabadoras de presión de fondo (BPR) y la detección por satélite. Los primeros se basan en que los seismos que causan las olas son mucho más veloces que la ola en si y, por tanto, se detectan antes que éstas, mientras que los segundos las buscan a partir de fotografía por satélite.

Los BPR usan un cristal resonador para medir la presión ambiental y temperatura (ésta última porque afecta a la lectura de presión) del fondo oceánico mediante un resonador de cristal, preparado para vibrar a la frecuencia más baja posible. Estas medidas se envían a la superficie hacia una boya, a la que el sensor se encuentra anclado, mediante un modem acústico. El tsunámetro puede disponerse hasta 6000 metros de profundidad y va equipado con una batería que permite una vida de hasta 4 años en el fondo marino. Si cualquiera de las medidas de este dispositivo rebasa el umbral de tsunami, la frecuencia de muestreo se intensifica para poder seguir el movimiento de la ola. Los datos se envían via satélite -aquí empleado sólo como herramienta de comunicación- desde todas las boyas en modo evento a la estación de detección y seguimiento. La información de todas las boyas que se desplazan a la vez permite seguir la ola desde su origen. Los sistemas de este tipo más conocidos son los DART (Deep-ocean Assessment and Reporting of Tsunamis), que trabajan con la red de satélites IRIDIUM.

La detección via satélite se basa en el procesado de la información en bruto -en forma de imágenes- que recogen para localizar las olas y su velocidad. El principal inconveniente de este sistema es que el tiempo de procesado es demasiado elevado para ser de utilidad -unas 5 horas en el tsunami de diciembre del 2004, mientras que un tsunami se propaga a entre 500 y 1000 km/h- . Para aliviar este problema, se están planteando redes de satelites especializadas para ello, como el Jason 2, así como desplegar una red de observación global,  la Global Earth Observation System of Systems (GEOSS). La GEOSS recoge información meteorológica y climática y la pone a disposición de las distintas naciones, y se prevé que incluya un sistema de detección de tsunamis.

Se especula, por último, sobre la posibilidad de usar el canal SOFAR para detectar la componente de baja frecuencia de estas olas. Por ejemplo, los elefantes huyeron hacia las colinas en el tsunami del Indico del 2004, ya que ellos perciben sonidos entre 20 Hz y 0.001 Hz.

Ninguno de estos sistemas, sin embargo, es útil cuando el epicentro del seismo que causa el tsunami está demasiado cerca de la costa, ya que los mecanismos de evacuación no podrían ponerse en marcha a tiempo.

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: