Bienvenidos al mundo de la Visión Aumentada

by

La próxima vez que mires a los ojos de alguien, podría sorprenderte lo que ves: pequeños circuitos alrededor del iris, y en sus pupilas pequeñas bailarinas de luz. Y aún siendo parecidas a las típicas ‘lentillas’, no las usaremos para mejorar la visión, sino para algo mucho más exótico: monitorizar el nivel de azúcar en diabéticos o en busca de síntomas de glaucoma.

Estas lentes podrán también mapear imágenes directamente sobre el campo de visión, creando la última pantalla para experimentar la realidad aumentada, sin necesidad de gafas especiales o pesados cascos. Imagina cerrar los párpados y abrir los ojos a una película de alta resolución…en 3D, y panorámico

En 2008, como prueba de concepto, Babak Parviz de la Universidad de Washington creó un prototipo de lentes de contacto con un único LED rojo. Con esa misma tecnología fue capaz luego de crear lentillas capaces de medir niveles de glucosa en pacientes diabéticos.

Este sistema funciona ya que los niveles de glucosa en el líquido que forman las lágrimas son los mismos que los presentes en la sangre, no siendo necesarios los tediosos y múltiples pinchazos en busca de sangre.

Este concepto de monitorización o de visión aumentada en lentes de contacto no va a ser tarea simple, pero la tecnología necesaria ya está empezando a tomar forma. En septiembre pasado, Sensimed, una spin-off del Instituto Federal de Tecnología en Lausana lanzón las primeras lentillas ‘inteligentes’, diseñadas para mejorar el tratamiento para personas con glaucoma.

Esta enfermedad hace que aumente la presión sobre el nervio óptico por la acumulación de fluído, y puede dañar irremediablemente la visión si no se trata correctamente. Un dispositivo de platino para medir la presión insertada en las lentillas permite medir la curvatura de la córnea, mapeable directamente sobre la presión dentro del ojo. De forma similar a la tirita que comentábamos ayer, esta lente usa el mismo mecanismo que las etiquetas RFID: su circuitería toma energía de una antena cercana, que usa para poner en funcionamiento a los sensores, procesar la señal y transmitir la lectura de forma inalámbrica.

Parviz ha tomado un camino distinto. Sus sensores de glucosa usan un conjunto de electrodos para inyectar pequeñas corrientes eléctricas a través del fluído de las lágrimas y lo mide para detectar pequeñas cantidades de azúcar disuelta.

En cualquier caso, podemos acabar pareciendo versiones de Terminator…algo que se puede solucionar con iris falsos…o podría convertirse en una nueva moda.

 

Fuente: NewScientist

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: