RIP & RFID

by

En Japón la falta de espacio es un problema tanto para los vivos como para los muertos, así que soluciones ingeniosas aparecen frecuentemente. La compañía Nichiryoku ha creado una nueva clase de cementerio, donde los restos de los difuntos son mantenidos en contenedores almacenados en una bóveda subterránea. Cuando los parientes llegan de visita, usan una tarjeta RFID para activar un sistema que lleva el contenedor hacia una de las “áreas de oración”, las cuales parecen vitrinas.

Más

Tags:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: